jueves, 24 de julio de 2008

Producto de bandera


Dios perdona el pecado, pero no el escándalo. Los políticos perdonan sus pecados y sus escándalos, pero no los ajenos.

El buen Ántero, Ministro de Defensa, sacó las garras ante las sensuales fotos de la modelo Leysi Suárez, quien posó desnuda con la bandera peruana. El ministro la acusa de mancillar a los símbolos patrios, al país y a nosotros, efímeros patriotas.

Majadera interpretación de la ley. Y antojadizo pedido de Flórez- Aráoz de denunciar penalmente a la bailarina y modelo, acusándola de "vejación a los símblos patrios".

Las fotos no son escandalosas ni mucho menos pornográficas. Tampoco, claro está, es una sesión fotográfica para una estupenda puesta en escena artística o cultural.

Dicen que la política se basa en gestos políticos. ¡ Y qué mejor muestra de falsa peruanidad, en inmejorable fecha, para que muchos salten a la palestra como grandes precursores de lo patrótico y moral.

¿ Escandaloso, no es acaso, que un congresista- llámesele, no sé por qué, Padre de la Patria, tenga empleados fantasmas en sus planillas; o que otro legislador, más fresco todavía, cobre sin ir a trabajar? Ojo, a ellos también les cuelga la bicolor sobre sus hombros.

Ni qué decir de algunos magistrados que utilizan una cinta rojo y blanco para colgar ostentosamente sus medallas, mientras que la justica en el Perú cuelga de un hilo.

¡Tanta alharaca! Con un jalón de orejas de los más puritanos y conservadores. Con un infaltable pronunciamiento de la Iglesia por mostrarse Leysi públicamente casi como Eva, y hasta con una marcha para "lavar la bandera", hubieran sido más que suficientes, para deplorar, por aquellos que piensan que fue un "grave delito" , las destapadas y patrióticas escenas de la bailarina.


8 comentarios:

evargas dijo...

Tienes toda la razón Jaime.
Qué bueno que hayas vuelto a postear.

  dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carmuz dijo...

Y eso que te faltó mencionar:
- Hay que buscar el bienestar del país.
- No, no, aquí es el bienestar de nosotros primero. Antes de pensar en el bienestar del país tiene que estar el bienestar tuyo. ¿Por qué tenemos que esperar que alguien nos venga a reconciliar?

(Diálogo entre Torres Caro y Gustavo Espinoza)

¡Que vaya la Suárez a reconciliar!

PD. Ya puedo volver a comentar. La censura ya me lo permite.

Anónimo dijo...

Estimado Jaime:
Concuerdo contigo y muchas personas que no debería llegarse al límite de hacer una denuncia.
Sin embargo creo que este hecho debe hacernos reflexionar a los peruanos. En países civilizados la figura presidencial y los símbolos patrios son respetados en alguna medida. Ojo no soy ni Aprista ni Toledista ni Fujimorista, ni puritano, pero acá no se respeta nada y se hace escarnio con todo.
La libertad termina donde se inicia la libertad del otro. Acá cualquiera es modelo, cómico o periodista.
Saludos Cordiales y te felicito por tu post
Pedro Iván Córdova Piscoya

Jose dijo...

ola maricon

por lo bisto te creen mui pendejo, ya beremos quien es mas vivo pe

Jaime Chau Cossío dijo...

RESPUESTA:

Por lo visto te hace falta un diccionario.

Maxi Sanchez dijo...

En el Perú nos sorprenden con el truco más viejo y tonto. Además Leysi no tiene la culpa, ella no tiene idea en lo que estaba sentada.

En fin, una cortinacha pichirruchenta nomás. Más ridículo fue hacer que esa niña fuera a disculparse ya parecemos un "pueblucho al sur de Estados Unidos", así nos ven afuera :P

Saludos buen blog, lo tendré en cuenta a la hora de hacer mi blogroll...

fausto yong dijo...

Eso viene de hace mucho tiempos atras.

Publicar un comentario