jueves, 24 de enero de 2008

El hito de la concordia


Tuvo que ser Chile para acordarnos con cariño de nuestras autoridades y de la clase política del país, tan venidas a menos.

Desde el discurso prudente pero contundente de Alan García; la conciliación plausible de los congresistas, hasta el tono nada activista ni chauvinista del principal líder de la oposición, Ollanta Humala, hace posilbe que perro, gato y pericote coman del mismo plato sin ningún tipo de aspavientos.


Y es que el problema limítrofe con Chile, que tanta susceptibilidad nos causa, despertó en ellos - como nunca- la razón y el consenso para afrontar con cordura la pelea jurídica en la Corte de la Haya.


Además, según una encuesta, el 99% de los peruanos (entre algunos despistados y no) apoyan la medida adoptada por el Gobierno de llevar el reclamo hasta los tribunales de la Haya... ¡Qué importa no saber el porqué de la disputa!


Sin embargo, es exagerada la pataleta del gobierno de Bachelet, pues, fue Chile quien, en un principio, aceptó llevar el tema hasta estas instancias, ya que, según el país sureño, no tienen nada que discutir sobre aspectos limítrofes con Perú.


El proceso durará unos seis años. El estado peruano deberá continuar con la misma actitud trazada desde el inicio. Asimismo, las relaciones bilaterales con Chile no tienen por qué ser afectadas por la legítima disputa marítima.

Y que la cordura del presidente peruano, la sensatez de los padres de la patria y la mesura de la oposición no sean simplemente flor de un día.

2 comentarios:

carmuz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fausto yong dijo...

Asi es pues querido amigo, esperemos que nuestros negociadores sepan enfrentar a los invasores, por que ya estamos cansados de que casi siempre que nuestro representantes tienen que solucinar un problema limítrofe, terminan por regalar o ceder un pedazo de tierra al vecino invasor. O de lo contrario hay que pedir asesoramiento a los negociantes chinos que no se dejaron quitar Hong Kong por parte de los Ingleses.

Publicar un comentario